Por qué no

25 y . (Traducción del inglés, basada en lo que hizo Google Translate, pero con modificaciones hechas por mí.)

Creo que hay dos tipos de personas en este mundo: los que saben español o un idioma similar, y los que no lo saben. Las personas del segundo grupo normalmente saben inglés. En todos los casos: mucho, o un poco.

Ambos grupos tienen sus razones para no gustar de interlingua.

  1. A los que saben español, portugués o italiano, a primera vista interlingua les parece algo tonto e infantil. No como una lengua seria y completamente funcional. Eso es porque no tiene con­jugaciones verbales ni pronombres personales explícitos.

    Si usamos ‘leo’ o ‘leemos’, no hay necesidad de usar los pronombres personales ‘yo’ y ‘nosotros’, porque están claramente implícitos en las formas verbales.

    El francés sí usa pronombres personales, pero también tiene formas conjugadas, al menos por escrito, aunque muchas de ellas son homófonas.

    Las traducciones en interlingua de los ejemplos anteriores son ‘io lege’ e ‘nos lege’. Siempre con el pronombre personal, y no hay terminaciones -o o -mos en vista.

    ‘Le lingua’ es el interlingua para el español ‘la lengua’. El interlingua, como el inglés, no tiene género gramatical, no hay palabras femeninas y masculinas, y el artículo definido siempre es ‘le’. Eso suena y se ve extraño y tonto en oídos y ojos de romanófonos.

    Otra cosa extraña: Interlingua solo siempre usa -va para el tiempo pasado, aunque en los otros idiomas, esas formas solo se usan en casos especiales, como tiempo imperfecto. Las formas pasadas algo irregulares son más comunes (excepto en francés hablado). Pero no existen en Interlingua. El inglés ‘I sang’ es ‘canté’ en español, pero Interlingua solo tiene ‘io cantava’ (cognado con ‘cantaba’) e ‘io ha cantate’ (como ‘he cantado’).

    Pero si logra mirar más allá de estos efectos iniciales y lee más en Interlingua, e también intenta mismo usarlo, descubrirá que, como cualquier idioma, Interlingua tiene un carácter único, una apariencia propia, y intrínsicamente una cierta belleza y un encanto.

    Por lo tanto, es posible que gustar lo sí mismo. O al menos eso es lo que me empezó a pasar a finales de 2013 y principios de 2014. No significa que me gustaran menos los otros idiomas.

  2. El otro grupo, aquellos que saben algo o mucho de inglés, inicialmente encontran difícil entender Interlingua, porque pierden muchas palabras funcionales. Las partículas gramaticales de interlingua a menudo son similares al español y, a veces, ni siquiera eso, entonces se complementaron con partículas del latín.

    Esto también es fácil de superar: no hay muchas palabras de ese tipo, solo unos pocos cientos, por lo que se pueden aprender rápida y fácilmente. Aquí hay una lista. Y esta es una lista de vocabulario básico inglés-interlingua.